martes, 14 de octubre de 2008

YEHUDE SIMON: UN EMISOR DE MAYOR ALCANCE SOCIAL

¿Yehude Simon se ha convertido en el hombre de confianza de Alan García Pérez? Bueno, tampoco exageremos. Me parece que la decisión del presidente tiene asidero lógico en una sola razón, la apremiante necesidad de dar solución a los problemas más críticos que se presentan en el país, como la huelga de los médicos y los paros en diversas regiones. El mandatario ha sufrido una baja considerable en las últimas encuestas respecto a su popularidad y aceptación, lo que quiere decir que los individuos, las organizaciones gremiales, los sindicatos, las bases dirigenciales y los partidos políticos pertenecientes a esta nación, no ven con buenos ojos la política de gobierno, a pesar de que se habla (hasta la saciedad y abuso) de un crecimiento económico nunca antes visto en el Perú. En un primer momento todo hacia presagiar que el elegido seria Pedro Pablo Kuczynski, quien ya ocupo el cargo durante el gobierno de Alejandro Toledo con resultados alentadores, sin embargo, la personalidad de Kuczynski no es – precisamente – la de un concertador o un allegado a los sectores populares.

A Yehude Simon - en la actualidad - se le puede catalogar como un político de centro. Su estadía en la cárcel (durante 8 años) le hizo evolucionar ideológicamente. Ahora es creyente de que las ventajas del mercado pueden ir en compañía de una justicia social. En sus inicios, fue bastante creyente de las ideas ultra izquierdistas y hasta simpatizo con el grupo subversivo MRTA. Le escuche decir en una conferencia de prensa - el año 1985 - que los integrantes del MRTA respetaban la paz mucho más que el gobierno. Por aquella época, Simon (mucho más joven) pertenecía al partido Izquierda Unida, con el cual llego a ser parlamentario. Fue encarcelado en 1992 durante el gobierno de Fujimori por hacer apología al terrorismo cuando dirigía (su propio partido) Patria Libre. Es precisamente ese largo periodo en la cárcel, el cual le hizo meditar y reflexionar sobre sus ideas y creencias, el haber convivido con presidiarios le hizo una persona con mayor sensibilidad social. En el gobierno transitorio de Valentín Paniagua fue excarcelado, y en el gobierno de Toledo, fue desagraviado públicamente.

Yehude Simon es natural de Chiclayo, tiene 61 años, y ha hecho una labor más que envidiable (para otros presidentes regionales acusados de corrupción) en Lambayeque. Formo el Partido Humanista antes de las elecciones el 2002, y logro hacerse con el cargo, postulo a la re-elección el 2006 venciendo nuevamente. Para nadie es un secreto de que Yehude Simon goza de la mayor aprobación en su región como presidente regional (70%). Es un promotor del desarrollo en su región a pesar de que Lambayaque no recibe ingresos del canon minero. Defendió la firma del TLC con Estados Unidos por considerar que creara una mayor competencia y conciencia en sus agricultores, además de mayores ventajas para su producción agraria. Este tipo de ideas le han creado cierta antipatía en los sectores de izquierda y derecha. Pero igual Simon mantiene su postura ideológica actual. El domingo, el diario “La Republica” publicó una entrevista a Simon. La pregunta que – particularmente - llamo mí atención fue: ¿Qué deben esperar los peruanos de Yehude como “premiere”? Más bien diría “que espero yo de los peruanos”, porque los peruanos exigen (a las autoridades) estabilidad, trabajo, transparencia y eso es lógico. Espero que los peruanos me den la tregua necesaria para ir construyendo un camino que es muy difícil. La corrupción no se derrota de un día para otro, seguirán saliendo casos de corrupción, pero crean cuando decimos que estamos haciendo el esfuerzo de continuar que algunos pocos iniciaron.

Por el momento, la Federación Médica del Perú y los médicos de distintos gremios decidieron postergar la entrega del hospital Las Mercedes de Chiclayo al estado. Julio Vargas, presidente de la FMP, manifestó que la entrega se postergo por la próxima juramentación de Simon como premiere y su interés por resolver de la manera más adecuada el conflicto médico. Yehude Simon tiene al frente largas horas de diálogo y trabajo por todo el Perú. Su nivel de concertación y su sensibilidad social hacen promisorio un acercamiento con los sectores más necesitados. Aunque, su correcta carrera política (hasta el momento) y su afán latente por postular a la presidencia el 2011, no aseguran que Simon vaya a desempeñar el papel de primer ministro sin problemas o traspiés en el camino. Es muy prematuro sacar conclusiones o creer que todo va funcionar mejor que con Jorge del Castillo. Lo que es seguro – al menos – es que Simon no pertenece al partido de gobierno, y de ahí parte un cierto aire de confianza y transparencia en los asuntos de interés nacional.

Son 8 los ministros que se mantendrán en el cargo. García Belaúnde de RR.EE; Mercedes Áraoz de Comercio Exterior; Luis Valdivieso de Economía; Jorge Villasante de Trabajo; Enrique Cornejo de Vivienda; Rocío Fernández de Justicia; José Chang de Educación y Antonio Brack de Medio Ambiente. Los que entrarían a ocupar los gabinetes faltantes son 4. Carmen Vildoso como ministra de la Mujer y Desarrollo Social; Oscar Ugarte en Salud (el cual ha sido aprobado de buena manera por el sector salud); Carlos Leyton en Agricultura y Elena Conterno en Producción. El Consejo Regional de Lambayaque le ha otorgado 45 días de licencia a Simon para que asuma la dirección del nuevo gabinete. Olvide mencionar que Yehude Simon estuvo preso injustamente (sin pruebas suficientes), acusado de hacer apología terrorista. Los fujimoristas son los más críticos ante su designación como premiere, pero él les responde que si fuera terrorista (como dicen) la población de Lambayaque no hubiera votado por él. Además propuso que el nuevo contralor de la republica sea una persona ajena al gobierno, para asegurar una total claridad y transparencia, sin sospechar de contubernios.

Estos 2 años van a ser decisivos en la carrera de Yehude Simon, quien de todas maneras quiere estar en Palacio de Gobierno para el 2010. Todo va depender de como culmine su trabajo como premiere, el nivel de concertación con la gente que requiere diálogo y las soluciones que le pueda dar a los sectores populares más necesitados. En todo caso, el final de Simon a cargo del premierato puede ser por la falta de apoyo del gobierno de AGP a la hora de dar soluciones, porque una cosa es firmar actas y otra es cumplirlas. Habrá que esperar los últimos meses del 2008 para evaluar la gestión del “buen” Simon.

4 comentarios:

bulldozer dijo...

its good to know about it? where did you get that information?

excavator contractor dijo...

yeah! its much better,

kawasaki loader dijo...

im your favorite reader here!

used excavator parts dijo...

very clever.